Mejores Lugares Turísticos en Naxos

Una vez que ha disfrutado del sol y el mar, es momento de comenzar a explorar los tesoros ocultos de esta isla. Aunque se supone que Zeus nació en la isla de Creta, Naxos se considera como el lugar donde creció, de acuerdo con la mitología griega.

Por lo tanto, la montaña más alta de la isla se nombró a causa suya. Al pie de la Montaña Zeus, uno encontrará la Cueva de Zeus, una gran caverna natural con fascinantes grupos de estalactitas y estalagmitas.

Camine desde Hora al Islote de Palatia, el cual hoy en día está unido con la isla, para visitar el antiguo Templo de Apolo. Poco del templo se mantiene aún de pie, incluyendo una gran puerta de mármol conocida como Portara. Únase con los locales y turistas que acuden al sitio para ver la puesta del sol.

Un día de viaje hacia la Villa Apollonas, en la costa norte, es obligatorio para los entusiastas de la arqueología. En una depresión de mármol cercana a la villa, llegará a la Kouros (estatua masculina) de diez metros de altura, la cual se remonta al siglo 6 A.C., y que se estima que representa al dios Dionisio.

El Museo Arqueológico en Hora cuenta con una amplia colección de figurines de las antiguas épocas cícladas, helenísticas y romanas, junto con otros artefactos descubiertos en la isla. El museo está alojado en un antiguo colegio, donde el famoso novelista griego Nikos Kazantzakis estudió por un breve periodo.

El Castillo Bazeos, cerca de la villa de Sangri, es un hermoso monasterio restaurado del siglo 17, que todavía sirve como el centro cultural de la isla. El Festival de Naxos tiene lugar en el castillo durante julio y agosto, albergando exhibiciones, conciertos, y otros eventos culturales.

La villa de Halki es todavia el municipio más pintoresco en la isla. Rodeado por huertos de olivos, cuenta con callejones escénicos, viejas villas restauradas e iglesias bizantinas. Pruebe los pasteles hechos localmente y el tradicional licor de sidra. La Destilería Vallindras, en la plaza principal de Halki ofrece tours gratuitos, donde los visitantes pueden observar el proceso de producción del licor y degustar algunos de los aperitivos más finos de la destilería. A dos kilómetros de la villa yace la Panagia Drosiani, una iglesia bizantina que hace alarde de impresionantes frescos del siglo 7.

Apiranthos es una excelente villa montañosa, con no menos de tres museos locales. Descienda por la calle principal de la villa, donde el Museo Arqueológico, el Museo de Geología, y el Museo de Historia Natural se encuentran. Dejando a un lado los museos, siéntase libre de pasear entre las pintorescas callejuelas, las viejas casas de piedra y los encantadores patios; salude a los amigables locales, quienes siempre le dan la bienvenida a los visitantes con una cálida sonrisa.

Social Media