Mejores Lugares Turísticos en Komotiní

El barrio más interesante de Komotiní es el centro histórico del pueblo. Carente de vegetación, está, sin embargo, abrumada con los sectores más importantes del pueblo, y también con algunos ejemplos excelentes de arquitectura local neoclásica y tradicional.

Los cuatro museos del pueblo cubren la historia de Komotiní, desde la era neolítica hasta el siglo 19. Comenzando con el Museo Arqueológico, el visitante puede ver exhibiciones y artefactos que van de la era neolítica al periodo bizantino, bajo el techo de una de las edificaciones más modernas del pueblo. Para un mejor vistazo de los tesoros bizantinos de Komotiní, visite el Museo Bizantino, donde una serie de artefactos religiosos, joyería, libros y monedas están en exhibición.

Para hacerse una idea de la vida de una familia típica del siglo 19, diríjase al Museo Municipal, el cual está albergado en la antigua villa neoclásica de una de las familias más nobles de Komotiní. Finalmente, ofreciendo un excelente ejemplo de arquitectura local, el Museo Folclórico del pueblo cuenta con algunos trajes tradicionales y piezas del arte folclórico.

Remontándose al siglo 4, la Fortaleza Bizantina parece abandonada, pero es todavía una de las principales atracciones del pueblo. En sus mejores momentos la fortaleza contaba con 16 torres; sin embargo, nada ha sobrevivido de las invasiones otomanas y búlgaras. Hoy en día el visitante ver sólo algunas partes de las murallas defensivas, a la vez que la iglesia de comienzos del siglo 19, la cual se localiza en el interior de la fortaleza.

Construida sobre los restos de un templo bizantino, la iglesia alberga una interesante imagen de la Virgen María del siglo 15.

Descienda por la calle de Compras Pedestre de Ermou, una de las calles de Komotiní más pintorescas, pare llegar a la Mezquita Yeni y la Torre del Reloj. Datando de principios del siglo 17, La Mezquita Yeni todavía está en uso y abierta al público. Al lado de la mezquita yacen las tradicionales tiendas de hojalata de Komotiní. Al este de la Mezquita Yeni yace el complejo de la Mezquita Eski, y el antiguo Imaret (asilo para pobres). Erigido en el siglo 17, el Imaret contaba algunos baños turcos, los cuales desafortunadamente fueron demolidos en los años 60.

Si viaja con niños, considere pasar algo de tiempo en los Jardines Municipales. Cubriendo un área de 21 acres, los jardines cuentan con docenas de flores y especies de plantas diferentes, junto con algunas fuentes, un patio de juegos y un pequeño zoológico, donde los niños pueden ver y alimentar a algunas especies locales. Relájese con una taza de café, o un vaso de cerveza fría, en el quiosco del jardín.

Alrededores de Komotiní
A cuatro kilómetros al norte de Komotiní se extienden los Bosques Nymphea. Lleve algo de comida y tenga un buen pick-nick en una de las mesas de madera bajo los árboles de pino. Siga una de las rutas entablilladas para descubrir pequeñas fuentes y manantiales ocultos en la exuberante vegetación. Instalaciones deportivas, tales como canchas de tenis y basquetbol, están esparcidas alrededor de la ladera.

Suba al Quiosco de Turistas Municipal, que está localizado sobre las ruinas de una fortaleza bizantina, para disfrutar de café y pasabocas desde una vista de pájaro del pueblo y sus alrededores.

Social Media