Mejores Lugares Turísticos en Ioánina

Ioánina es una pequeña ciudad con atracciones limitadas: por lo tanto, una visita se puede combinar fácilmente con una excursión al cercano Parque Nacional Vikos, o hacia la pintoresca villa montañosa.

El Museo Bizantino es incuestionablemente el punto turístico más interesante de la ciudad. Erigido sobre las ruinas del antiguo palacio de Ali Pasha, es una parte del Castillo Kale, que también incluye una mezquita y la tumba de Ali Pasha. Las colecciones del museo cubren los periodos paleocristianos, bizantinos y pos-bizantinos. Una serie de artefactos, manuscritos, imágenes religiosas y joyería de todos los alrededores de Epiro se exhiben aquí.

Exhibiciones relacionadas con el arte folclórico se pueden encontrar en el Museo Municipal Etnográfico y el Museo Folclórico. Trajes típicos, tapicería, utensilios de cocina y joyería están en exhibición. El Museo Municipal de Etnografía está hospedado en la Mezquita Ashlan Pasha, la cual fue construida en 1618. Dividido en tres secciones, cada una está dedicada a las poblaciones griegas, judías y musulmanas de la ciudad, respectivamente. La tumba de Ashlan Pasha está incluida en los predios del museo.

Aquellos interesados en la antigua historia griega podrían querer pagar una visita al Museo Arqueológico. El museo exhibe descubrimientos de diversas partes de Epiro, incluyendo a Dodoni. Sin embargo, la colección es un poco pobre, y allí ha habido discusiones sobre la posibilidad de mudar algunos de los hallazgos hacia otras ciudades epirotas.

Mientras pasea alrededor de los barrios antiguos de la ciudad, no olvide pasar por Stoa Louli. Stoa Louli es una arcada que data del siglo 18, y ha sido un punto de encuentro para los locales por más de un siglo. Uno de los rincones más pintorescos de Ioánina cuenta con edificaciones restauradas en arquitectura epirota típica, las cuales albergan principalmente “tsipouradika” y tabernas.

Social Media