Atracciones en Burdeos

Aunque es una ciudad de tamaño medio, Burdeos cuenta con varios museos y galerías interesantes. Situado en el centro, el Musée d’ Aquitania alberga una excelente colección de artefactos y reliquias de la historia antigua del área, así como unas cuantas artesanías de las anteriores colonias francesas en África y Oceanía.

Ocupando dos hermosos edificios del siglo 18 en Mairie Gardens, uno a cada lado del ayuntamiento de Burdeos, el Museo de Bellas Artes alberga obras de arte que van del siglo 16 al 20. De Delacroix a Picasso, una colección de pintura fascinante se complementa con bellas muestras de escultura y dibujo. Visitas guiadas por el museo se organizan los miércoles y sábados.

Para el arte moderno y contemporáneo, diríjase al CAPC (museo de arte contemporáneo). Ubicado en un antiguo almacén del siglo 18, el CAPC cuenta con una colección permanente de más de 1.000 piezas de arte, muchas de las cuales han sido obtenidas por exposiciones temporales, de las cuales el museo fue sede en años anteriores.

El pequeño de la cuidad, pero histórico Museo de Historia Natural, está cerrado por restauraciones, y abrirá sus puertas de nuevo en el 2015.

Otras atracciones en Burdeos
Volviendo a las raíces del siglo sexto, la Basílica de Saint-Seurin es un majestuoso y destacado punto de la ciudad. Construido en una fusión de la arquitectura Románica y Gótica, cuenta con una capilla adyacente del siglo 15 y una antigua cripta. La cripta alberga algunos sarcófagos fascinantes de doce siglos de antiguedad, decorados con un diseño merovingio excelente.

Los visitantes acuden a la Catedral de St Andre, no tanto por la propia iglesia medieval, sino para echarle un vistazo a su campanario anexo. Para evitar los efectos negativos de las vibraciones de la campana de tañir, una torre gótica separada (Tour Pay-Berland) fue construida para albergarla. Hoy en día los turistas suben la Tour Pay-Berland para disfrutar de algunas vistas panorámicas de la zona.

Inicialmente establecida y desarrollada por los Celtas, la ciudad de Burdeos realmente prosperó durante la época romana. Desafortunadamente no queda mucho de su glorioso pasado anterior, con la excepción de algunos hallazgos fascinantes que se exhiben en el Musée d’Aquitaine. Sin embargo, los restos de un anfiteatro romano todavía yacen cerca de los jardines públicos. Conocido como Palais Gallien, el sitio alberga algunas de las paredes laterales del anfiteatro del siglo tercero. Los visitantes son invitados a caminar alrededor de las ruinas. Alrededores de Burdeos.

Sería una verdadera pena visitar Burdeos y no tomar un tour de un día en los castillos en las inmediaciones, para una deliciosa cata de vinos. Situado en Martillac, Chateau Smith Haut Laffite es uno de los castillos más grande y con más historia de la zona. Levantado en un gran viñedo, ocupa una construcción del siglo 16 y cuenta con una bodega de 1.000 barriles. El castillo organiza visitas guiadas a sus instalaciones, las cuales incluyen cata de vinos.

Cerca del Chateau Smith Haut Lafitte, encontrará el excepcional Spa de Vinothérapie Caudalie, que ofrece tratamientos originales basados en diferentes tipos de vino. Relájese con un baño de vino tinto, o consiéntase con una exfoliación con vino, ¡y despidase totalmente fresco y relajado!

Social Media